Municipalismo

En Aldea Global hacemos énfasis en la dinamización y fortalecimiento de los mecanismos de diálogo público-privado a nivel local y el establecimiento de alianzas. Una coordinación de los planes de desarrollo local con las necesidades reales de la base productiva, permite mejorar el uso eficiente de los recursos y una focalización correcta de los esfuerzos de desarrollo tanto públicos y privados. La consolidación de estas estructuras y mecanismos de dialogo introducen cambios estructurales en las relaciones entre las administraciones públicas locales y la sociedad civil, garantiza la sostenibilidad del impacto y la futura aplicación de la experiencia a otras líneas de actividad económica. La sostenibilidad de estos cambios no viene determinada por el partido gobernante, a que nuestro proceso de municipalismo fortalece estructuras internas, mecanismos y actitudes de nuestros productores y productoras asociados, no dependientes de personas individuales.

Aldea Global pretende sentar las bases y capacidades que permitan acometer la identificación y fortalecimiento de los mecanismos  de diálogo y colaboración entre Aldea Global como asociación de pequeños/as agricultores/as, con las instituciones públicas locales. Al mismo tiempo, se exploran acuerdos de colaboración con otras entidades privadas que permitan una mayor eficiencia y dinamismo de las cadenas de valor. El fin último de estos acuerdos, es establecer un marco de atención integral a las nuevas cadenas de valor.

Nuestro Plan de Desarrollo Organizacional (PDO) propone fortalecer la capacidad de nuestros 32 comités ALDEA con su base campesina, con el objetivo de estimular una participación efectiva en los procesos democráticos internos. De forma paralela se estimula la planificación participativa de base, para que los/as campesinos/as asociados presenten ideas concretas de inversión a sus gobiernos locales. Con el fin de facilitar el dialogo con las instituciones locales. Aprovechamos los espacios de participación ya contemplados en la legislación nicaragüense. Por ejemplo, el marco establecido por la Ley 40 o la Ley de Municipios, contempla a la participación ciudadana como la base fundamental de la organización del municipio y abre espacios para la participación de las organizaciones de la sociedad civil mediante sus delegados en los procesos de definición de los planes de inversión municipales.

Nuestro componente de incidencia y participación ciudadana inicia con diferentes capacitaciones a la base de productores/as asociados, conjuntamente con representantes de instituciones públicas locales, en liderazgo, habilidades de negociación y sobre las oportunidades abiertas en diferentes mecanismos de participación municipal (Ej. Ley 40). Las capacitaciones, son seguidas por preasambleas de los asociados de AG, en las que se determinen posibles áreas de participación o necesidades de inversión por parte de los gobiernos locales en relación con la cadena de valor. Posteriormente, tomando los resultados de las preasambleas como base la Junta Directiva de Aldea Global trabaja conjuntamente con el equipo gerencial para el desarrollo de propuestas concretas de acción. Por último, se fortalece y delega en algunos/as líderes de la Junta Directiva, con apoyo del comité gerencial, su presentación ante las respectivas municipalidades.